Lili

Historia del apellido Lili

En la villa de Monreal de Deva, en el último término de su territorio, entre el Oriente y el Mediodía, serpentea un arroyuelo que baña los muros de la torre y antiguo solar de Lili , una de las catorce casas princi pales de la provincia de Guipúzcoa. De allí fué originario Liliola ', obispo de Pamplona por los años de 589; y en la memorable conquista de Jerusalen, año 1214, se distinguió por su esfuerzo y valentía el señor de Lili. Procedió tambien de este ilustre solar Fray Francisco de Lili é Idiaquez, hijo legítimo de Don Juan Perez de Idiaquez y Doña Domenca ó Domenga de Lili á, que nació en el año 1498: y estando en 1533 de guardian del santuario de Aranzazu, fué electo obispo de Adria, en Italia, por el rey Don Felipe II. Don Enrique de Lili , hijo de Juan Beltran de Lili y Doña Catalina Hurtado de Mendoza , fué general de los ejércitos y gobernador de Siracusa y Valderroto en el reino de Sicilia , y mereció ser agraciado por el rey Don Fernando II de Sicilia con el título de conde de la villa de Alache ó Alacha, cuya villa, título y derechos inherentes reunió por auto otorgado en Mesina á 10 de mayo de 1466, á su palacio de Lili, para que se perpetuase en él la memoria de sus altos mereci mientos.

De este mismo solar fué descendiente Don Miguel de Lili , hijo de Juan Perez de Lili é Idiaquez y de Doña María Juaniz de Zuazola , el cual fué gobernador de la ciudad de Trapana y conservador del patrimonio de Sicilia. Otros muchos insignes varones procedieron del espresado solar é ilustraron el nombre de Lili. Últimamente , fué teniente coronel del regimiento de Cantabria y se señaló en muchas acciones de guerra, Don Nicolás de Lili; A principios del presente siglo, su descendiente Don Miguel Lucas de Lili fué mariscal de campo y gobernador de Tortosa t; y en 1820 vivía el coronel Don José María de Lili. Las armas de la ilustrísima casa de Lili son: Escudo de plata y tres flores de lis de azur.